Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on email

30 años de rock, guitarras e ideología

Futuro no es sólo la radio que más transmite conciertos en Chile. Tampoco es sólo la radio del rock que llega a todo el país de Arica a Magallanes. Futuro es un lema de vida, una ideología del rock. Una radio con identidad y cuerpo. Y en estos 30 años al aire así lo demuestra. Una audiencia cautiva que no decae y cada día más propuestas vanguardistas en su parrilla programática.

Rainiero Guerrero, director de la radio nos comenta: Pertenezco al grupo de los afectados por Futuro. Crecí con música de un catálogo que costaba encontrar en todos lados y Futuro lo tenía. Siempre fue para mí como la encarnación de una idea, de una forma de ser. No sólo de la música”.

El director que ha hecho convivir la poesía y fútbol con el rock y las guitarras; recuerda que “las voces que estaban en Futuro eran increíbles. Crecimos al alero de un ideal, un refugio”. Por eso, soñaba con ser parte de este equipo desde muy temprana edad. Y lo logró.

“Futuro – recuerda- era la radio de los que no perseguíamos las modas. Cuando cambió de concepto la Rock and Pop, la Futuro se apoderó del nicho grunge y más de los 90 pero antes siempre tuvo una estirpe diferente mucho blues, rock sinfónico, metal”.

Y claro, la primera canción emitida por el dial, el 10 de julio de 1989 fue “Dancing With de Lion” de Andrea Wollenweider; junto a un slogan particular: “La radio de la inmensa minoría”. Una minoría que cada días es más mayoría.

Desde entonces ya marcaba un hito en la radiofonía. Como lo hizo al deleitarnos con la interpretación de Rick Wakeman al piano del clásico de Los Beatles “Eleonor Rigby” o juntar a Los Jaivas, Weichafe, Mandrácula y Tumulto al ritmo de “Todos Juntos” en el teatro Providencia para conmemorar sus 12 años al aire.

También fue un hito incorporar por primera vez a dos tremendas mujeres en este supuesto nicho de solo hombres. Matilda Svensson y Andrea Moletto se convirtieron en la punta de lanza de un experimento exitoso y que muchas agradecemos: dos chicas hablando de rock y de mucho más. Porque los tiempos cambian y Futuro lo ha entendido. Esa es quizás la clave de su éxito constante. 

El hermano mayor de la Futuro, Sergio “Pirincho” Cárcamo, que el 2018 cumplió 50 años en el micrófono radial, habla de la importancia y trascendencia del rock en nuestras vidas: “Es como un motor, la fuerza para seguir la pelea. Eso es ser rockero, más que la polera negra”. Algo similar a lo que nos comenta Freddy Stock otro emblemático de la radio: “La radio es como lo que más puede esperar uno de un medio de comunicación es referente, lema y canal del rock, el concepto más importante de post guerra del siglo XX. La apertura que se produjo a partir del rock como concepto es importantísimo y marcó un antes y un después. Entonces, la radio como catalizador y referente de eso tiene un potencial enorme dentro del país que se está construyendo”

Dos décadas en Futuro han marcado una parte importante de la trayectoria de “Pirincho” en la radio. Quizás por eso al celebrarlo en su programa “Planeta Rock”, llegaron muchos compañeros y amigos a saludarlo. 

“Futuro es parte de mi vida”, señala. “Aquí he conocido grandes profesionales y buenos amigos y he podido hacer lo que me gusta. Cada programa es especial porque la música y la conversación lo son. Trabajo en lo que me gusta y lo hago con mucha pasión”, señala.

Y claro, Pirincho le ha regalado no solo a Futuro sino a todos los auditores momentos imborrables y memorables como aquella conversación en español con uno de los íconos de Woodstock, Carlos Santana. Una cálida conversación que marcó a muchos auditores quienes lo recuerdan hasta el día de hoy como uno de los hitos de la radiofonía musical chilena.

El cariño de Pirincho es recíproco. Y Futuro lo agradece. Cuando el locutor cumplió diez años en los micrófonos de la radio, una repleta Ex Oz lo celebró junto a Los Jaivas, Aguaturbia y Sol y Medianoche, Más de mil personas coreando al unísono el cumpleaños feliz.

Y es que en Futuro no sólo hay compañeros de trabajo, sin familia. Algo que queda aún más claro en palabras de Freddy Stock: “El pueblo de Radio Futuro es un pueblo muy especial, le llamo la comunidad del pensamiento. Es como una casa donde uno se siente identificado, más que una pega. Cuando vas a regiones y te sienten parte de una forma de vida es super lindo sentirlo”.

Una familia que crece con los tiempos. Así al menos lo señala su director: “La Futuro es un espacio para recibir proyectos para darle espacio a formatos con menos promoción, en formatos muy alternativos… La Futuro ha tenido visión de creer más allá. De jugársela por proyectos que van a la vanguardia, Ese es un gran valor que tiene la radio. Estar presente con apuestas en las que nadie cree. 

Stock agrega: “Cuando empezamos con Palabras Sacan Palabras hace siete años, había cinco radios menos disputando el dial y eso ha hecho que la competencia sea interesante. Es el único programa unipersonal que hay y eso genera desafíos enormes. Una radio de rock debe saber evolucionar sin perder identidad y eso está funcionando. 

Y 30 años no es nada… Así al menos esperamos que suceda con Futuro y que nos siga deleitando con momentos épicos como la visita al estudio de Roger Waters, las 24 horas non stop de Pearl Jam, los innumerables conciertos en vivo de bandas internacionales, la difusión de nuestros mejores artistas y lo mejor de todo… ¡La buena energía y buena onda de siempre en cada uno de sus locutores!