Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on email

Resse Hilburn

Desde su participación en el exitoso programa de Spike Tv: Tattoo Nightmares Miami, caímos enamorados con Reese Hilburn. Esta carismática californiana ha logrado posicionarse en la industria del tatuaje como una maestra del realismo.Su viaje como artista comenzó cuando tenía 22 años. De casualidad, asistió a un evento de vino y pintura con unas compañeras de trabajo, y en medio de algunos tragos se dio cuenta de que tenía facilidades para las bellas artes. 

Luego de ese primer tropiezo con la pintura, Hilburn abandonó su oficio como contadora para titularse en la escuela de arte. Tres años después, ya estaba en búsqueda de un estudio de tatuaje donde le permitieran ser aprendiz.

 

Los Ángeles

Su carrera profesional como tatuadora comenzó en Los Ángeles, California, donde gracias a su personalidad chispeante obtuvo un trabajo en una tienda.

Lo que parecía ser una estudio convencional, no era más que una fachada para la venta ilegal de armas y drogas. Pero pese al contexto violento, la estrella de Chicago Black Ink estaba feliz cuando le dieron su primera máquina.

Desde entonces, Reese ha demostrado su talento innato para marcar pieles. Pero como artista, nunca ha creído poseer todas las herramientas, pues cree que siempre hay algo nuevo que aprender. Como toda workaholic apasionada por lo que hace, Reese sigue asistiendo a seminarios y clases de arte donde recoge todos los conocimientos necesarios para seguir mejorando la calidad de su obra.

 

Fenómeno mundial

A Reese le emociona la idea de que la industria del tatuaje se esté volviendo un fenómeno exitoso, porque cada vez son más las mujeres interesadas en el tattoo, asegurando que California es la “meca” de las tatuadoras.

“Cada vez son más las personas que se están dando cuenta de que los tatuajes no son solo modificaciones corporales (…), son un arte, es como coleccionar pinturas de Miguel Ángel en tu propio cuerpo”, indagó la estrella de reality. 

Aunque la actual popularidad del tatuaje ha representado un desafío para todos los tatuadores -incluyéndola-, la competencia ha elevado el nivel porque “ahora debes ser más creativo y único”, acotó la estrella de tv.

 

Estilos

Como pintor, Hilburn tenía un estilo colorido y realista y fue lo que aplicó al inicio de su carrera como tatuadora. En la actualidad, sigue admirando artistas como Nikko Hurtado y Carlos Torres, pero su obra se ha transformado en una mezcla de realismo, figuras geométricas y líneas tradicionales.

La artista californiana tiene como meta ser única y, lograr ser reconocida a través de su obra. “Puedo copiar una foto y hacerlo bien, pero quiero que la gente vea uno de mis tatuajes y diga: oh eso lo hizo Reese”, aseveró.

Para ver la galería de Reese, haz click aquí