Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on tumblr
Share on email

Tomasz Tofi Torfinski

Nacido en 1981 en Rybnik, Polonia, Tomasz Tofi Torfinski es uno de los mayores expositores del surrealismo a color mezclado con una base de gráficos 3D. Mejor conocido como Tofi, este artista tiene ya más de 18 años en la industria del tatuaje.

Su historia comenzó cuando se hizo su primer tattoo a los 17 años. “Sabía que tenía un alma artística solo que no sabía cómo expresarme, y cuando me tatué me di cuenta de que quizás esta era una de las maneras”, explicó Tofi. 

Después de varios años dibujando, estudió arte en una universidad de su ciudad para mejorar su técnica, pues siempre buscó ser mejor que los demás tatuadores que habían en ese tiempo en Polonia.

“Fue una decisión muy rápida, un día me levanté y supe qué quería hacer, es como dejar el cigarro, tienes que hacerlo en el momento. Me gusta pensar así, incluso tengo un tatuaje que dice eso: Actúa no hables (Act don’t speak)”, sostuvo Torfinski.

Después de estudiar un año, consiguió ser aprendiz en una de las tiendas que habían en la ciudad. “Cuando comencé en el estudio en el 2001 no habían artistas especializados, todos teníamos que ser universales, teníamos que hacer de todo desde letras chinas hasta tribales”, comentó Tomasz. “Yo igualmente tenía mi propia personalidad, pero tuve que pasar por todos los estilos para saber cuál me venía mejor”, agregó el artista.

Obra

A la hora de crear sus innovadores diseños, este tatuador polaco se ha inspirado en la obra de pintores surrealistas, con Salvador Dalí como su favorito.

Su meta principal siempre fue tener un estilo propio para que no se le pudiera comparar con nadie más. Lo segundo era tener un rol más grande en la industria del tatuaje, “escribir su nombre en letras grandes”, como nos describió.

Cuando se dio cuenta de que nadie usaba gráficos en 3D para hacer el diseño básico del tatuaje, Tofi pensó que ahí podría encontrar su futuro y levantar su carrera. “De joven pensaba que era imposible ser diferente, que las personas nacían con su estilo. Pero luego entendí que si intentas muchas cosas pueden encontrar el lugar donde encajas y tomar mejores decisiones”, señaló el artista. 

Para sus diseños, Tofi incluso solía tomar sus propias fotos, muchas veces siendo él mismo el modelo. Por mucho tiempo estuvo realizando realismo en la universidad y hoy día encontró la manera de fusionar esta técnica con los gráficos 3D, desarrollando así por completo un estilo único, “logré unir todo en un gran estilo, mi estilo”.

Compartiendo un estilo

Años después, Tomasz abrió su propia tienda en Polonia llamada INK-OGNITO. Actualmente tiene 6 aprendices, algunos de ellos con sus propias tiendas. Karoly Bakowski, quien hace realismo, es uno de ellos. “Cuando lo conocí, él me enseñó sus pinturas y le dije: con esta habilidad que tienes en la piel, puedes llegar a ser uno de los mejores”, recordó Tofi.

Comenta que le gusta trabajar con personas que tienen creatividad y estilo, no es solo querer tatuar. Sus aprendices no le pagan porque luego trabajarán con él. De esta manera, él considera que está creando artistas que luego significarán algo en la industria. 

“Enseñar para mi es mucho más importante que el dinero. Considero que soy un profesor y que puedo enseñarles algo, como mantenerte después de 18 años tatuando. Sé como crear un estilo, cómo hacerlo popular y mejorarlo. Si yo mismo conozco algo como esto, es mucho más fácil de compartirlo”, considera este tatuador, que también imparte seminarios alrededor del mundo.

Las convenciones también forman parte de ese peregrinaje que Tofi hace con su estilo de 3D y que en el 2016 lo llevó a participar en 25 convenciones en todo el mundo. Su primera convención fue la Kraków Tattoo Convention, tenía 5 años tatuando, ganó su primer premio y siguió ganando por 10 años seguidos.

“Siento que el tatuaje me ha dado tanto que quiero devolverle algo, por eso voy a convenciones, hago seminarios y a cualquier cosa digo que sí, porque esto es lo que me gusta hacer”, señaló.

Nuevas experiencias

Todos los años Tofi reduce un poco más su paleta de colores, que no incluye el verde porque no le gusta. Aún cuando actualmente es parte del equipo de World Famous, porque los colores curan muy bien, nos cuenta que ha trabajado con otras tintas como Intenze, Radiant y Quantum.

Igual pasa con las máquinas, empezó utilizando las primeras Cheyenne y pasó por todo lo que había en el mercado. Siempre ha sido fan de las rotativas, y no tiene miedo de probar diferentes marcas y cosas nuevas. 

“Me gusta probar muchas cosas, la nuevas tecnologías, me gusta ser libre en mis decisiones. Soy una persona que piensa en el futuro, me gusta escuchar a mis aprendices, trato de mejorar en lo que hago y no quedarme estancado con lo que tengo”, afirmó Tomasz Torfinski.

No es lo correcto pensar que todo ya está hecho, para Tomasz el reinventarse constantemente es algo necesario en la vida de un tatuador. No todas las puertas han sido abiertas, se deben conocer nuevas herramientas y encontrar la manera de poder expresarse de forma creativa.

Par ver la galería de Tofi haz click aquí