Yomico Moreno, entrevista exclusiva

Processed with VSCOcam with c1 preset

 

En nuestro paso por Viva La Tinta 2016 hablamos con el venezolano radicado en Nueva York, quien luego de 13 años de carrera se ha convertido en uno de los tatuadores más reconocidos y respetados del mundo.

Por: Carlos Riquelme
 

En los 2000s, la información y acceso al mundo del tatuaje no era igual que en la actualidad. Este tema recién empezaba a ganar más popularidad con los programas de televisión, y conseguir buenos insumos era toda  una aventura, en especial en latinoamérica. Los inicios de Yomico Moreno, que ya cuenta con 33 años de vida, se dieron en esa década. “Empecé con máquinas caseras, haciendo mis propias agujas, consiguiendo las tintas que había a la mano y trabajando con lo que se podía. Mi primer tatuaje me lo hice a mí mismo en la pierna, probando, inventando. Así empezó todo. Me tomó casi 3 años lograr trabajar de forma profesional, en un estudio. Ya tengo 10 años en eso.”

Para Yomico, el lado artístico en su vida se dio de forma empírica. Disfruta tatuar, pintar, hacer fotografías, y afirma que aunque una vez quiso estudiar artes visuales, sus viajes le han dado el aprendizaje y experiencia para poder desarrollarse en el área.

El documental sobre el mundo del tatuaje llamado “Tattoo Nation” comentó sobre lo que ha cambiado, las nuevas técnicas y diferentes estilos. En ese espacio surgió el nombre Yomico, gracias a sus reconocidos biomecánicos, que lo ayudaron a lograr lo que todos los artistas desean: tener un estilo identificable y característico. “Eso es algo que siempre quise, una identidad propia dentro de mi arte. Es muy fácil llegar y copiar, hacer lo que todos hacen. Es como una banda de rock: si quieres crecer, no puedes estar toda la vida haciendo covers de Metallica y Guns N’ Roses. Tienes que crear tu propio lenguaje, tu propia música. Así funciona el tatuaje. Te toca encontrar tu estilo. Cuando empecé a trabajar los biomecánicos fue cuando gané reconocimiento internacional. Estaba experimentando, jugando con la piel. A partir de ahí, todo empezó a fluir.”

A parte de los biomecánicos, otro estilo que caracteriza a Yomico son sus realismos. “El problema es que muchas veces los artistas de ese ramo estamos un poquito estigmatizados. Piensan que lo único que hacemos es pegar una plantilla y ya. Por esto, he intentado enfocarme en crear composiciones, en tratar de transmitir algo. Mis últimos trabajos vienen haciendo eso. Si te fijas, en cada uno se puede ver una historia detrás de la imagen principal.”

4D4A0065 copy

Al hablar de sus influencias, Yomico destaca a dos grandes artistas del tatuaje. “Recuerdo cuando estaba comenzando a tatuar, veía en revistas el trabajo de Paul Booth y de Robert Hernández y me preguntaba cómo lograban hacer piezas tan increíbles. En la actualidad, Robert es uno de mis colegas, ya me ha tatuado dos veces, y trabajo en el estudio de Paul. Me siento muy orgulloso y afortunado. Trabajar con Paul ha sido todo un aprendizaje. Es una persona súper tranquila y le interesa mucho que sus artistas crezcan. Puedes hablar con él de arte, de la vida. Siempre le digo que para mí es muy grato poder trabajar con él. Ha sido una influencia en la mayoría de los tatuadores. Creo que uno tiene que entender de dónde viene para saber a dónde va. Hay muchos tatuadores actuales que no saben nada de las leyendas del tatuaje. Yo siempre trato de leer y de investigar. Eso es lo bonito del asunto: leer, apasionarse por el tema y buscar siempre aprender más.  Si uno tiene pasión por lo que hace le interesa conocer la historia de ese mundo.”

Yomico considera que la evolución del tatuaje, gracias al mercadeo y los reality shows, ha sido increíble. “Muchas compañías también se han involucrado en este mundo, pero no solo eso. Museos y galerías de arte ya se interesan en buscar tatuadores para que expongan en sus espacios. Ha sido en su mayoría algo muy positivo.”

9S6A1696

En el 2016, el artista fue parte de una colaboración de 6 tatuadores durante la London Tattoo Convention, donde crearon una pieza increíble en black & grey, cubriendo completamente una espalda y glúteos. Este año, planea reunirse con sus mismos colegas para repetir el proceso durante la convención de tatuajes en Australia.

FInalmente, para quienes quieran entrar en el mundo del tatuaje como artistas, Yomico les recuerda la importancia de estudiar de forma constante. “El arte es paciencia, dedicación; es buscar aprender todos los días. Yo abandoné mis estudios académicos para enfocarme en esto, pero en verdad estudio todos los días. Si están comenzando, no esperen que de la noche a la mañana todo va a ser mágico. Tienes que caerte, tropezar, incluso hacer trabajos feos para poder evolucionar. Cuando veo mis trabajos viejos y los de ahora, es un gran cambio.  No pienses que tomarás una máquina y mañana serás un gran artista. Todo es pasión, paciencia, dedicación. Si te dedicas a esto, es para toda la vida. Cuando los chicos que están empezando me pregunta, siempre les respondo “¿Qué tanto estás dispuesto a sacrificar por ser un artista?”. A mí me tocó sacrificar familia, estudios, todo. ¿Qué tanto estás dispuesto a sacrificar por lo que quieres? Cuando respondas esa pregunta, sabrás lo que realmente debes hacer.”

You may also like...


Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /home/makuzama/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273