Galería

Samantha Herrera

Inspirada por Miami Ink, Samantha Herrera tuvo el sueño de ser tatuadora a los 15 años. Más allá de recibir una desaprobación por parte de su familia, fue su padre quien le consiguió las máquinas prestadas con un amigo suyo.