Galería

Yalabes

Con un gremio de tatuadores aspirando a tener las máquinas de tatuar más poderosas de la industria, la idea de volver al estado más primitivo de este arte resulta audaz. El handpoke o golpe de mano por su traducción al español, es la técnica que se basa en inyectar tinta manualmente, solo con la ayuda de una aguja.